El seguro de vida, un amparo para los tuyos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Desafortunadamente, nadie tiene garantizado que su vida esté siempre lejos de imprevistos. Por eso, las aseguradoras brindan la oportunidad de dejar un respaldo a nuestros allegados. En líneas generales, un seguro de vida se encarga de socorrer económicamente a quienes estén a tu cargo.

Ventajas a tener en cuenta

Los beneficiarios

Las circunstancias pueden ser infinitas, tantas como personas y tipos de familias. Hijos, parejas, familiares… a fin de cuentas, personas importantes para quien contrata un seguro. Aunque el grado de familiaridad entre el asegurado y el beneficiario no condiciona la aplicación de las cláusulas de la póliza. Es decir, el beneficiario puede ser cualquier persona que el asegurado designe. Incluso pueden ser ilimitados, especificando el porcentaje que corresponde a cada uno.

Sin embargo, si la póliza de seguro es una entidad bancaria quien la hace, es habitual que la beneficiaria sea ella misma para liquidar el capital pendiente de la hipoteca. Por eso es necesario informarse previamente. Aunque, por otra parte, es importante tener en cuenta esto si no queremos dejar deudas a nuestros herederos.

El capital

Respecto a los ahorros, el seguro de vida también supone una gran ventaja. En primer lugar, porque al contrario que los ahorros, las prestaciones del seguro son inembargables. Esto es importante porque, en caso de fallecimiento, se tiene la garantía de que los beneficiarios recibirán dicho capital. Por otra parte, es indisputable una vez transcurrido un año por lo que la entidad no puede anular la póliza.

Paralelo a la Seguridad Social

Además, tampoco depende de la Seguridad Social, lo que significa que no hay problema en cobrar estas prestaciones junto con las percibidas por parte del Estado. De igual manera, hay que tener presente que el seguro de vida también cubre el fallecimiento en caso de suicidio. Aunque para esto existen unas condiciones especiales.

El plazo de gracia

Otra de las ventajas de los seguros de vida es el plazo de gracia, que posibilita durante 30 días que el seguro continúe en vigor en caso de impago.

Las personas sin hijos o solas

En caso de tratarse de una persona sin hijos o sola, un seguro de vida también puede ser muy útil. Lo que más interesa en estos casos es asegurar su invalidez. Esto es importante porque si le ocurre algo, podrá hacer frente a su mantenimiento y pagar a una persona que se ocupe de su cuidado. Las personas solas son las más interesadas en tener un seguro de vida e invalidez lo más completo posible.

La edad

El seguro de vida normalmente finaliza a los 70 o 75 años, y solo se puede contratar hasta los 65. Esto significa que cuando el beneficiario cumple esa edad, el seguro se cancela de forma automática.

Finalmente, se pueden tener tantos seguros de vida como se quiera, siempre que se pueda hacer frente a su pago. Para esto, hay que tener en cuenta que el pago se realiza de forma anual, y que este aumenta según aumenta nuestra edad.

Elige el seguro de vida que mejor se adapte a ti y al mejor precio en el Comparador de Seguros de Vida, todavía estás a tiempo 😉

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

No Comment

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos que también te pueden interesar